sábado, 15 de septiembre de 2012

Regímenes Políticos

Por régimen político denominamos al conjunto de instituciones que regulan la lucha por el poder, el ejercicio del mismo y los valores que sustentan dichas instituciones.
De manera más clara, un régimen político involucra la forma en que se gobierna, cómo se organizan los poderes y las fuerzas que pujan por controlar el poder en un país.
Para entender el régimen o tipo de gobierno en un Estado, habría que valorar cosas tales como: quién ejerce el poder, cómo lo ejerce y cómo accedió a él.
Actualmente existen más de 200 estados y casi 300 si contamos los territorios controlados a su vez, por otros estados. Se podría pensar que a esa enorme cantidad de países corresponderían una igualmente enorme cantidad de formas de organizar el gobierno de los mismos. Pero nada más alejado de la realidad, puesto que existen pocas formas de gobierno. En la actualidad predominan las siguientes:
· Democráticos
· Autoritarios
· Populistas
· Islámicos
· Socialistas
· Pluripartidistas
· Unipartidistas

1. Regímenes Democráticos .
Fueron los antiguos griegos quienes crearon esta forma de gobierno; por tanto, el significado de la palabraDEMOCRACIA es el siguiente:
demos: pueblo
kratos: poder
democracia: poder del pueblo

Es importante darle el mérito suficiente a los griegos, sin olvidar que la Democracia que practicaban no era abierta y popular, más bien, se trataba de un sistema que excluía a las mujeres, analfabetos, esclavos, extranjeros y pobres.
La Democracia actual tiene un empuje fuerte en las propuestas de los pensadores ilustrados (Ilustración, siglo XVIII), tales como Rousseau, Voltaire y Montesquieu, entre otros. Ellos son los precursores de ideas democráticas fundamentales, como la soberanía popular y la división de poderes.

El primer gran movimiento político que se basó en la ideas de la Ilustración, fue la Revolución Norteamericana de 1776. Esta inspiró a personas y movimientos similares en otros lugares; destacándose la Revolución Francesa de 1789 y la independencia de las colonias Hispanoamericanas (siglo XIX); proceso dentro del cual se ubica nuestra propia independencia, en 1821. Por Democracia, además de un régimen político, entendemos una filosofía o ideología política. Es por eso que encontramos, bajo su denominación, sistemas
republicanos, monárquicos, unitarios, federales, presidencialistas y parlamentarios, entre otros.

2. Regímenes Dictatoriales.
En una dictadura, el poder se centra alrededor de un personaje, denominado DICTADOR (A); no existe divisiónde poderes y la fuerza es usada para acallar a los opositores. La oposición, por lo tanto, está imposibilitada para alcanzar el poder político. En una dictadura no hay respeto a la legalidad. Esta se convierte en la voluntad del dictador. Por lo anterior, el dictador, su familia y amigos, se adueñan de los mejores negocios y sectores más rentables de la economía del país. Se ha preguntado ¿cómo suele ser la vida en una dictadura? Pues usualmente no existe libertad de expresión, libertad de tránsito ni garantías individuales. Cualquiera que atente contra el régimen, corre el riesgo de ser encarcelado, torturado y hasta asesinado. Como se mencionaba en el glosario, un régimen dictatorial o autoritario es lo contrario de la Democracia. Yal igual que esta, tiene su origen en la Antigüedad. Los primeros grandes dictadores del mundo, fueron los Césares romanos. Costa Rica no ha escapado a estos regímenes. Tomás Guardia, el 27 de abril de 1870, apoyado por otros militares, dio un golpe de estado al Presidente Jesús Jiménez, logrando derrocarlo. Al llegar al poder, disolvió el Congreso que lo había elegido, gobernó como dictador y desterró a muchos de sus enemigos políticos. En 1948, una Junta de Gobierno, denominada Junta Fundadora de la Segunda República y liderada por Pepe Figueres, dirigió los destinos del país durante 18 meses, en ausencia de Congreso y castigando y reprimiendo a sus opositores.


3. Regímenes Populistas.
El populismo es un estilo de gobernar, más que una ideología. Bajo esa denominación se conocen los movimientos que gobiernan para las masas, en vez de hacerlo para una pequeña élite. De esta manera, el movimiento político populista cuenta con el respaldo de trabajadores, campesinos y clases medias, aunque no haya sido organizado por ellos. Uno de los líderes populistas importantes fue Juan Domingo Perón (Argentina).

4. Regímenes Islámicos.
Omán, Kuwait, Irán, Irak, Siria, Pakistán, Arabia Saudita y Palestina, son algunos de los  principales ejemplos de esta forma de gobierno. En estos países no existe división entre religión y política. Los principales líderes religiosos suelen ser simultáneamente líderes políticos. Además, en estos regímenes, el ser humano es imperfecto y debe reconocer la perfección de Alá, a cuya voluntad debe someterse completamente. Esa sumisión, debe adoptarse también para con los líderes políticos. De hecho, Islam significa sometimiento. El Islam es una fe, una religión y una cultura. El profeta del Islam fue Mahoma, quien reveló la existencia de Alá y escribió el Corán, el libro sagrado de los musulmanes.

El Islam descansa sobre 5 pilares, es decir, que los musulmanes deben hacer 5 cosas en la vida: aceptar a Alá como dios y a Mahoma como su profeta, dar limosna a los necesitados, orar 5 veces al día, ayunar durante el noveno mes (Rhamadán) y peregrinar al menos una vez en la vida, a La Meca. Muchos de los regímenes islámicos presentan monarquías absolutas y constitucionales y también, algunos son de carácter federal. Los partidos políticos están prohibidos en la mayoría de ellos. El líder del Gobierno, suele denominarse Emir o Sultán. En la mayoría de los casos, los presidentes de estos países concentran tanto poder, que hacen recordar a los viejos reyes de la Edad Media. Algunos países islámicos conservas regímenes sumamente conservadores y estrictos, mientras que otros ya han experimentado procesos de apertura importantes.


5. Regímenes Socialistas.
Es el tipo de gobierno vigente en algunos países como Vietnam, Venezuela, China y Cuba, en cuyos casos, el socialismo fue impuesto luego del triunfo de una revolución de carácter popular. El sistema se caracteriza por que los líderes políticos son altos funcionarios del partido oficial, que generalmente es único y en casi todos los casos, la reelección es aceptada. Estos gobiernos impulsan medidas de carácter popular, como educación y sistemas de salud gratuita, regimenes de pensiones unificados, etc. En términos generales, los gobiernos socialistas defienden un sistema económico y político basado en la socialización de los sistemas de producción y en el control estatal (parcial o completo) de los sectores económicos. Es decir, propone exactamente lo contrario a lo que defiende el capitalismo. A medida que el movimiento evolucionó y creció, el concepto de socialismo fue adquiriendo diversos significados en función del lugar y la época donde arraigara, por eso existen múltiples corrientes y gobiernos socialistas que adoptan medidas diferentes. Las principales medidas de estos gobiernos están basadas en las ideas de Karl Marx. El marxismo sostenía que el capitalismo era el resultado de un proceso histórico caracterizado por un conflicto continuo entre clases sociales opuestas. Al crear una gran clase de trabajadores sin propiedades, el proletariado, el capitalismo estaba sembrando las semillas de su propia muerte, y, con el tiempo, acabaría siendo sustituido por una sociedad comunista.

5. Regímenes Monárquicos.
Es una vieja forma de gobierno que aún existe en algunos países europeos y asiáticos, aunque dista mucho de tener el poder que tenía en la antigüedad, cuando los Reyes decidían la vida de las personas. En estos sistemas el poder recae sobre un hombre y existen de diversos tipos:

A) Monarquía Absoluta: el poder lo ejerce un monarca, y lo puede hacer sin
limitaciones. Él es el soberano, y se acata su mandato. Predominaron hasta la época
de la Revolución Francesa y en la actualidad no existen, aunque algunos regímenes
islámicos se acercan a esta variedad de monarquía.

B) Monarquía Constitucional: las acciones del monarca están determinadas por la
Constitución que debe ser respetada por todos.

C) Monarquía Parlamentaria: el Rey juega un papel decorativo, porque este
nombra a un Jefe de Gobierno, que será el encargado de dirigir los destinos del país.

6. Regímenes Unipartidistas.
Los partidos políticos son las agrupaciones creadas por ciudadanos de un país, por medio de los cuales intentan obtener el poder o incidir en el mismo. El unipartidismo es un sistema de partidos políticos en el que existe un único partido político legal que pueda presentarse a los procesos electorales. La base en la que se legitiman los sistemas unipartidistas son en la celebración de elecciones libres. No debe confundirse con una dictadura, pues en ésta, los líderes no son elegidos mediante elecciones democráticas. Además un sistema unipartidista no recorta los derechos de los ciudadanos. Sin embargo, en ocasiones, una dictadura puede adoptar un sistema pseudo unipartidista, pero falsificando los procesos electorales para hacer creer una legitimación del sistema.


7. Regímenes Multipartidistas.Un sistema multipartidista o pluripartidista es un sistema donde una gran cantidad de partidos políticos tienen amplias posibilidades de participiar en los procesos electorales. Cuando, en un regimen multipartidista, dos partidos políticos se alternan el poder, se denomina BIPARTIDISMO. Uno de los riesgos del multipartidismo consiste en la 
posibilidad de que no se alcancen las mayorías necesarias para tomar los acuerdos en los Congresos. Esto obliga a la formación de acuerdos y alianzas polítcas para lograr los votos necesarios.

Tipo de regímenes democráticos.


1. Regimen Federalista.
En las Repúblicas Federales, tales como Brasil, EEUU, México, Suiza y Argentina, existen dos gobiernos: uno Federal (para todos los Estados) y otro Estatal (que rige para el interior de cada uno de los Estados). En estos casos, el Parlamento suele dividirse en dos cámaras: Alta y Baja, o Congreso y Senado. Existen organizaciones federales (que rigen en todo el país) y estatales (vigentes para cada Estado) y la mayoría de los países grandes y de gran población, adoptan este sistema. Las leyes funcionan igual: existen unas que abarcan todo el país (federales) y otras solo a cada estado (estatales). La justicia y la policía federal está por encima de la estatal. Suele ser un sistema propio de países grandes en extensión y población.

2. Regimen Unitario.
Este modelo predomina entre los países pequeños y de poca población, tales como Costa Rica, Inglaterra y Japón. La característica fundamental es que las leyes, el gobierno y los servicios, rigen por igual para todo el territorio, por lo que los gobiernos locales (municipios) tienen una participación bastante limitada.


3. Regimen Parlamentario.
En esta forma de gobierno, el Gobierno es nombrado por el Parlamento y éste es nombrado por sufragio popular. Dicho de otra manera, el Poder Ejecutivo se desprende directamente del Poder Legislativo. El primer ministro y su gabinete que forman el gobierno, son nombrados por el Parlamento y al mismo tiempo son miembros de él. Desempeñan sus cargos durante el tiempo en que gozan del apoyo de la mayoría del parlamento. Es el sistema predominante en Europa (España, Inglaterra, Austria, Alemania); además otros países como Japón, Canadá, Australia y Nueva Zelanda también tienen gobiernos parlamentarios. El Poder Ejecutivo casi siempre es dual, es decir, recae sobre 2 personas. Por un lado existe el jefe del Estado, que es una figura representativa de la nación y dirige las labores ceremoniales. Este suele ser un rey o presidente. Por otro, la administración y conducción real del país la ejerce un primer ministro. De los dos poderes más importantes, solo el Parlamento (Legislativo) es de elección popular. El Ejecutivo o Gobierno, es elegido por el Parlamento, de entre sus propios miembros. Los miembros del Gobierno son simultáneamente miembros del Parlamento, ya que están integrados. Un voto de censura del parlamento, puede destituir al gobierno, o lo que es lo mismo, el Legislativo puede remover al Ejecutivo.


4. Regimen Presidencialista.
En este sistema el peso político recae sobre la figura del presidente. Es él el portavoz de las relaciones con los grupos de poder y ciudadanos en general y asume las relaciones con el exterior. En este régimen, tanto el Presidente como el Congreso (diputados), son de elección popular. El Presidente nombra y remueve a los miembros de su Gabinete (conjunto de Ministros) y el Ejecutivo no puede remover al Legislativo, ni a la inversa.

Ningún miembro del Ejecutivo puede pertenecer al Legislativo. Para el desarrollo del gobierno, debe haber un acuerdo entre el Legislativo y el Ejecutivo. Un poder puede obstaculizar la labor del otro. El Ejecutivo tiene derecho al veto, y el Legislativo al resello a dicho veto. Los Poderes del Estado: Legislativo, Ejecutivo y Judicial, funcionan aunque organizada, en forma independiente entre ellos, por lo que se dice que funciona bajo el principio de interdependencia por coordinación. Costa Rica, Panamá, Estados Unidos, Francia y Argentina, son ejemplos de este modelo. El sistema presidencialista es más rígido y se hace necesaria la negociación constante entre el Ejecutivo y el Legislativo para poder salir adelante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada